martes, 5 de julio de 2011

ANTECEDENTES HISTÓRICOS DEL SINDICATO NACIONAL DE TRABAJADORES DE LA EDUCACIÓN.

ANTECEDENTES HISTÓRICOS DEL SINDICATO NACIONAL DE TRABAJADORES DE LA EDUCACIÓN.

Los principios avanzados, el programa de acción y los objetivos comunes, son la satisfacción reiterada del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, proclamada desde su inicio para su constitución.
Las transformaciones, profundas y radicales, que la revolución mexicana se propuso efectuar para modificar el orden social, económico y político del país, tuvieron que apoyarse necesariamente en las mas amplias capas de nuestro pueblo; de aquí que el esfuerzo primordial de CONSOLIDACIÓN  INSTITUCIONAL, se hubiera enfocado en los artículos 27 y 123 de nuestra constitución, artículos que fueron y son muy importantes como inspiración para la conformación del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación.
Sin embargo, a pesar que el magisterio se caracterizó como factor decisivo en la unidad de la familia campesina así como en la clase obrera,  no fue sino hasta 1930 cuando emprendió el esfuerzo serio y coordinado para aglutinarse en La defensa de sus propios intereses y así conformar una institución sindical progresista.
La Confederación de Uniones Magisteriales, La Federación de Maestros Socialistas del Distrito Federal, La confederación Mexicana de Maestros (CMM) y la Liga de los Trabajadores de Enseñanza, se unieron conformando así el Frente único Nacional de Trabajadores de la Enseñanza (FUNTE) fueron las expresiones que significaron el primero de los grandes esfuerzos para conformar una organización definitiva.
Posteriormente la Unión Nacional de Encausadores Técnicos de la Educación, la Federación Mexicana de Trabajadores de la Enseñanza adherida a la CTM, el Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de la República Mexicana, el Frente Nacional de maestros revolucionarios, los grupos GAS (Grupos de Acción Socialista) y el Sindicato Nacional de maestros y trabajadores de la Educación (SUNTE), cubrieron otra importante etapa en la vida del magisterio, influencia muy benéfica en la estructuración orgánica que culminaría satisfactoriamente el 30 DE DICIEMBRE DE 1943, al concluir la tarea que impusiera el comité coaligado de unificación Magisterial, constituyendo el actual SINDICATO NACIONAL DE TRABAJADORES DE LA EDUCACIÓN.

Fueron ejemplos representativos del magisterio mexicano organizado: Luis Chaves Orozco, Vicente Lombardo Toledano, Celerino Cano, Rafael Herrera, Ángeles Manuel S. Hidalgo, José R. Muñiz, Daniel Ortiz Esquivel, David Vilchis y Eliseo Bandala, entre otros muchos; para estos servidores sociales creadores del sindicato, nuestra ilimitada gratitud y nuestro indeclinable compromiso de velar por su obra, de conservarla con la dignidad con que ellos la defendieron y acrecentarla cada día en beneficio de este gran sector al que ellos consagraron su existencia.

El tiempo transcurrido desde la fundación del Sindicato Nacional de Trabajadores de la educación, nos permite analizar lo que era el pasado y lo que es el presente en la vida de los trabajadores de la educación; Ahora somos un sector debidamente organizado, con una clara conciencia de nuestros intereses clasistas, con plena existencia jurídica, reconocido dentro del marco de una legislación laboral, apoyada en la Constitución General de la República y específicamente consignada en  la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado en el apartado B del artículo 123 me la carta magna fundamentada del país.

Ahora gozamos de estabilidad en el empleo, de una remuneración digna, de derechos escalafonarios, protección a la salud, pensiones y otras prestaciones económicas y sociales

En cada conciencia liberada de la ignorancia y el fanatismo, en cada comunidad rural o urbana que crece y prospera, en la constante lucha por la justicia se encuentra la labor desempeñada por el maestro como mentor, guía y conductor social, en cada una de las tareas mencionadas existe  la participación directa o indirecta del magisterio, que es lo que precisa y define el sentido de la proyección social del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación hacia todos los sectores de nuestro pueblo. Es decir bajo la norma y el impulso del Artículo Tercero Constitucional, la educación cumpla cada vez mejor, con la finalidad de educar en la libertad que nos da la democracia, para consolidar la independencia política y económica, en suma para preservar la paz y la tranquilidad del género humano.

Este breve examen autocrítico nos permite fijar la posición que actualmente guarda el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, dentro de la evolución social organizada del país, organismo creado para la defensa de los  INTERESES LEGÍTIMOS DE LOS TRABAJADORES DE LA EDUCACIÓN.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada